La identidad corporativa: la primera piedra del camino hacia el éxito

La identidad corporativa es un concepto que tú, empresario, debes manejar. Por un único pero muy poderoso motivo:

▶️ Es un concepto base en materia de comunicación y, si no lo trabajas antes de envalentonarte y empezar a invertir o publicar en redes, fracasarás. Es la primera piedra del camino hacia el éxito.

Recuérdalo siempre: para elaborar una estrategia de comunicación, márketing o social media marketing con posibilidades de éxito es necesario trabajar la identidad corporativa previamente. No hacerlo es como intentar hacer un bizcocho sin conocer los ingredientes: una tarea imposible.

 

¿QUÉ ES LA IDENTIDAD CORPORATIVA?

▶️ Es la manifestación tangible de la personalidad de una marca.

▶️ Se muestra a través de su identidad visual (su logo, los colores y la tipografía que utiliza, etc.).

▶️ Se muestra también a través de sus acciones de comunicación,  a través de su actividad y a través de su comportamiento.

En definitiva, que al igual que ocurre con las personas, que somos quienes somos porque nos definen ciertos rasgos físicos, psicológicos y ciertos hábitos, pasa con las marcas. Piensa en las veces que habrás oído algo así como «Los tonos tierra son muy de Irene» o «Ese tipo de vestidos son muy de Irene». ¿Muchas verdad?

 

LA CLAVE DEL ÉXITO

La clave del éxito para una marca es conseguir ese «muy de».

Hágamos una prueba…

▶️ «La seguridad es muy de Volvo».

▶️ «La hibridación es muy de Toyota».

▶️ «El lujo es muy de Rolls Royce». 

▶️ «La deportividad es muy de Porsche».

Si estás de acuerdo con estas afirmaciones, nada más que añadir.

 

¿Y DESPUÉS QUÉ? 

Si bien generar una identidad corporativa es la base del éxito, desgraciadamente solo es eso, la base…

▶️ Construirla es tan solo la primera piedra de un camino muy largo.

▶️ La segunda es materializar, hacer tangible esa identidad.

▶️ La tercera es trasladársela a tu target o público objetivo. Porque, como decía el escritor y periodista colombiano Gabriel García Márquez: lo que no se comunica no existe. 

 

Sígueme
Facebook
Twitter
LINKEDIN
Instagram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *